Sabías que…. tomar el Sol es bueno para tu salud

Sabías que…. tomar el Sol es bueno para tu salud

Sabías que…. tomar el Sol es bueno para tu salud


Muchas culturas de todo el mundo tienen mitos interesantes sobre el Sol, reflejando su importancia en nuestras vidas.

Algunas civilizaciones anunciaron el sol por su aparente beneficio para la salud humana.

Heródoto (484 – 424 A.C.) historiador griego recomendaba los beneficios de la exposición al  sol en todas las convalecencias por enfermedades.


Hipócrates (460 – 317 A.C.) el padre de la medicina escribió un tratado sobre “la acción del sol, el aire y de los lugares sobre el organismo”

 

Tales observaciones se realizaron mucho antes de la comprensión de que la luz solar era esencial para la síntesis de vitamina D.

En la última década, hemos sido testigos de un aumento considerable en la atención de la investigación hacia la “vitamina de la luz solar” (vitamina D), que se debe en parte al resurgimiento del raquitismo óseo prevenible.

Durante los últimos años, ha habido una serie de hallazgos clave que han avanzado considerablemente en el campo, particularmente la identificación del receptor de vitamina D (VDR) en muchos tejidos a través del cual la vitamina D ejerce muchos de sus efectos (revisado por Demay, 2006).

 

 

 

Vitamina D

La vitamina D es una vitamina liposoluble que actúa como una hormona esteroidea

Para los humanos, la principal fuente de vitamina D es la conversión de 7-dehidrocolesterol a vitamina D inducida por la radiación solar UVB en la piel (80 a 90%).

Podemos absorberla en mucha menos proporción (un 10%-20%), mediante la ingesta de alimentos que la contienen, o están suplementados con ella.

Actúa a través del receptor específico de la vitamina D (VDR) que se une al ADN y regula la transcripción de diversos genes.

Existen varias formas de la vitamina D, entre las que destacan D2 (ergocalciferol) y D3 (colecalciferol). La vitamina D3 tiene una mayor potencia para elevar y mantener las concentraciones séricas de 25 [OH] D y se almacena tres veces mas que la vitamina D2 (Heaney et al., 2011).

Esto es intuitivo, dado que la principal vía de obtención de vitamina D es a través de la síntesis dérmica, un proceso que produce vitamina D3 (Owen D., et al.,2014) existiendo además síntesis en otros órganos y obtención en la dieta, pero en ambos casos son aportes mínimos.

 

Niveles de 25(OH) de vitamina D y significado clínico

25(OH) vitamina D (ng/ml)

25(OH) vitamina D (nmol/l)

Diagnóstico

<20

<50

Deficiencia de  vitamina D

20-30

50-75

Insuficiencia de vitamina D

>30

>75

Niveles suficientes de vitamina D

 

 

 

 

Aporte dietético de  vitamina D

El aporte dietético cómo fuente exógena, también contribuye a conseguir los niveles óptimos de vitamina D. Estos requerimientos son difíciles de alcanzar sólo con la ingesta dietética ya que el número de alimentos que contienen de manera natural una cantidad importante de esta vitamina es limitado.

Entre los alimentos con mayor cantidad de vitamina D se encuentran: la yema de huevo, la mantequilla, el hígado, algunas vísceras, los ácidos grasos del pescado azul cómo el salmón y el atún (ya que son los más consumidos), algunos aceites de pescado, la grasa de mamíferos marinos, etc.

A consecuencia de ello, se precisarían consumir grandes cantidades de estos alimentos, lo que determinó que algunos de ellos se enriquecieran por la industria alimentaria de algunas marcas comerciales con diferentes cantidades de vitamina D.

Algunos de ellos son: algunas bebidas cómo la leche (desnatada y semidesnatada), los refrescos, la cerveza, los zumos, el pan, la margarina, los cereales, e incluso las harinas.

También existen alimentos funcionales (con nutrientes esenciales añadidos, para prevenir o corregir una deficiencia de nutrientes en la población).

En España esto apenas ocurre, debido al mito del sol. Esta es otra de las razones por las que en nuestro país existe un mayor déficit de vitamina D (con respecto a países del Norte de Europa con menor cantidad de sol), siendo España un país con muchas horas de sol.

 

Absorción de la vitamina D

La  vitamina D se sintetiza en la membrana de las células de la epidermis y la dermis gracias a la absorción de los fotones procedentes de los rayos ultravioleta B (UVB) del sol de longitud de onda entre 290 y 315 nm, y mediante la ingesta de alimentos que la contienen, o están suplementados con ella.

Se inicia con la apertura del anillo B del 7-dihidrocolesterol (derivado del colesterol) mediante una reacción fotoquímica, transformándose en provitamina D, después en previtamina D (inestable) y posteriormente en vitamina D cómo tal (inicialmente inerte).

Se requieren dos hidroxilaciones sucesivas para ser biológicamente activa.

La primera de ellas se realiza en el hígado, donde llega unida a la proteína fijadora de la vitamina D (DBP) que da lugar a la 25-(OH) vitamina D (calcifediol o calcidiol), principal forma circulante de esta vitamina en sangre.

La segunda hidroxilación,  se produce en el riñón, al que llega mediante DBP (aunque existen otros tejidos donde también se puede producir, cómo la mama, el colon, la próstata, etc.); donde en el túbulo renal proximal, el complejo (25-(OH)D3)-DBP, se une a la megalina (proteína que lo introduce), y allí la 25-(OH)D3 es liberada y, se convierte en la forma biológicamente activa, la 1,25-(OH)2 vitamina D, que está regulada por calcio, fosfato y PTH.

 

 

 

Funciones de la Vitamina D

De las funciones endocrinas más importantes de la vitamina D, es la mineralización del sistema óseo donde además de un nutriente, es una verdadera hormona esencial.

Otra función principal, es mantener (homeostasis) y aumentar el calcio sérico a un nivel fisiológicamente aceptable (ya que moviliza sus depósitos) para que desempeñe sus acciones metabólicas: mantiene una buena calidad del hueso y reduce la pérdida de masa ósea.

Además, aumenta la absorción de fósforo en el intestino delgado, interviene en la transducción de señales y en la actividad neuromuscular, mejorando el rendimiento muscular.

Por otro lado, desempeña otras múltiples funciones a nivel de diversos órganos, cómo la inhibición de la formación de osteoclastos para la reabsorción ósea y la reducción de la producción de PTH.

Todas estas acciones, se aseguran con niveles adecuados de esta vitamina en sangre.

En el metabolismo extra-óseo  (acciones no clásicas de la vitamina D), se han demostrado los numerosos beneficios que tiene mantener los niveles correctos de esta vitamina, ya que desempeña diversas funciones auto-paracrinas cómo:

  • Desarrollo neurológico
  • Inmunomodulación natural
  • Diferenciación del sistema inmune
  • Regulación del crecimiento celular
  • Apoptosis
  • Angiogénesis.

Por otra parte, desempeña un papel esencial en la mayoría de tejidos y células, cómo en el cerebro, vasos sanguíneos, mama, colon, próstata, y páncreas, con distintas acciones, que les confieren importantes implicaciones para la salud; así como la prevención de infecciones.

 

Déficit de vitamina D

Debido a que esta vitamina participa en una multitud de funciones fisiológicas, se ha comprobado la asociación entre el déficit de la misma con muchas enfermedades agudas y crónicas, incluyendo alteraciones en el metabolismo del calcio, algunos cánceres, diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular, obesidad, enfermedades inmunitarias (cómo esclerosis múltiple, psoriasis, etc.), enfermedad inflamatoria intestinal, hipertensión arterial (HTA), y enfermedades infecciosas.

Su déficit se asocia con raquitismo (con síntomas de irritabilidad, retraso del desarrollo motor y dolor óseo), convulsiones y disnea en niños y con osteomalacia (que causa alteraciones, malformación y deformidad en los huesos) tanto en niños cómo en adultos.

Poblaciones con riesgo de déficit de Vitamina D

  • Niños y adolescentes
  • Personas mayores
  • Mujeres embarazadas y en lactancia
  • Mujeres post-menopaúsicas.
  • Personas con problemas de absorción o medicación concomitante que pueda causar hipovitaminosis D
  • Personas con poca exposición solar
  • Personas de piel oscura, o raza negra
  • Empleo de xenobióticos y fármacos que activan los receptores de Pregnano (PXR), y otros que aumenten el catabolismo de la vitamina D y disminuyan su concentración en sangre
  • Obesidad, hiperparatiroidismo, síndrome de malabsorción, enfermedad inflamatoria intestinal, fibrosis quística, enfermedad de Crohn, cirugía bariátrica, enfermedad renal crónica, osteoporosis o riesgo de tenerla, y en general cualquier persona que por diferentes razones, la síntesis de la vitamina D

Factores que influyen en la absorción

  • El tipo de piel

  • Tiempo de exposición

  • La elevación solar cuanto más alto esté el sol en el cielo, más intensa es la radiación ultravioleta (en adelante UV).Al incidir el sol más perpendicularmente a la superficie terrestre encuentra menor espesor de atmósfera a atravesar y, por tanto, la atmósfera absorbe menos radiación.

Así, la intensidad de la radiación UV varía según la hora del día y la época del año. Las mayores intensidades de la radiación UV se producen cuando el sol alcanza su máxima altura, alrededor del mediodía solar durante los meses de verano

  • La altitud a mayor altitud la atmósfera es más delgada y absorbe una menor proporción de radiación UV. Con cada 1000 metros de incremento de la altitud, la intensidad de la radiación UV aumenta entre un 10 y un 12%
  • La latitud, cuanto más cerca se encuentre del ecuador terrestre, más intensa es la radiación UV (ya que el sol incide de manera más perpendicular a la superficie terrestre)
  • La reflexión por el suelo o determinadas superficies diferentes tipos de superficies reflejan o dispersan la radiación UV en diversa medida;Por ejemplo, la nieve reciente puede reflejar hasta un 80% de la radiación UV; la arena seca de la playa, alrededor de un 15%, y la espuma del agua del mar, alrededor de un 25%.
    Aproximadamente un 95% de la radiación UV penetra en el agua y hasta un 50% llega hasta una profundidad de 3 metros (aspecto muy importante frente a la falsa seguridad que ofrece el estar dentro del agua en periodos estivales)
  • Ozono atmosférico: la radiación solar UV es absorbida y dispersada en la atmósfera. La radiación UV-C es absorbida totalmente en la parte alta de la atmósfera por el oxígeno y por moléculas de ozono. La mayor parte de la radiación UV-B es absorbida en la estratosfera por el ozono. Por lo tanto, a la superficie terrestre llega radiación UV compuesta en su mayoría por radiación UV-A, y sólo una pequeña parte de UV-B.
  • Nubosidad: La radiación UV es mayor generalmente para cielos totalmente despejados. Las nubes normalmente reducen la cantidad de radiación UV, pero la atenuación depende del grosor y tipo de éstas. Las nubes finas o dispersas afectan muy poco a la radiación UV. En ciertas condiciones, y por periodos cortos de tiempo, una pequeña cantidad de nubes puede incluso hacer aumentar la cantidad de radiación UV (esto sucede normalmente en condiciones de cielos parcialmente cubiertos y con el sol visible).

Conclusión

Debemos de beneficiarnos de un bien tan preciado y económico, como es el sol para nuestra salud.

Exponernos de forma correcta, sin que sea un riesgo y así se pueda sintetizar adecuadamente la vitamina D.

Sería conveniente un control regular de niveles séricos vitamínicos y así poder evitar futuros problemas sanitarios, ya que muchas personas presentan niveles insuficientes de los mismos, y lo desconocen.

Es prácticamente imposible obtener dietéticamente los niveles óptimos de esta vitamina.

Si fuese necesaria la suplementación farmacológica debe de ser pautada por un profesional

REFERENCIAS

  1. Matthias Wacker and Michael F. Holick; Sunlight and Vitamin D A global perspective for health Dermatoendocrinol. 2013 Jan 1; 5(1): 51–108.
  2. Owens DJFraser WDClose GL.Vitamin D and the athlete: emerging insights; Eur J Sport Sci. 2015;15(1):73-84. doi: 10.1080/17461391.2014.944223. Epub 2014 Aug 18.
  3. María Sevillano Segura; (2016) VITAMINA D: El mayor déficit vitamínico en España. Casos prácticos que lo relacionan con distintas patologías. Facultad de farmacia Universidad Complutense
  4. Fernando Mata, Laura Sánchez Vitamina D en atletas (parte I) https://g-se.com/vitamina-d-en-atletas-parte-i-bp-W57cfb26d953a0
  5. Antonio Javier Cortés Aguilera y col. El índice ultravioleta en el ámbito laboral: un instrumento educativo Med. segur. trab. vol.57 no.225 Madrid oct./dic. 2011
  6. Kevin D Cashman; 25-Hydroxyvitamin D as a Biomarker of Vitamin D Status and Its Modeling to Inform Strategies for Prevention of Vitamin D Deficiency within the Population; Adv Nutr November 2017 Adv Nutr vol. 8: 947-957, 2017

Otros artículos de nuestro apartado Sabías que…

El sodio

Propiedades del Plátano

Sin comentarios

Deja un comentario

¿ESTÁS LIST@?

MEJORA TU SALUD CON HFE